top of page

El verdadero liderazgo no genera dependencia.



El verdadero liderazgo se fundamenta en el amor y el amor es libertad. Partiendo de este análisis podemos afirmar que el verdadero líder nunca genera dependencia de sus discípulos, al contrario, lo mejor que le puede pasar es que sus discípulos lo superen y vuelen libres; y si deciden quedarse que sea por su voluntad propia.


Un verdadero líder sabe que la mejor manera de generar un cambio es mediante su ejemplo, es decir, con sus resultados. Él sabe que a la única persona que puede cambiar es a sí mismo, y con ello inspirar e influenciar positivamente a su entorno.


Un verdadero líder comparte su conocimiento dando herramientas a sus discípulos para que puedan discernir y experimentar su propia verdad, ya que sabe que cada ser humano interpreta su vida de acuerdo a su propia forma de ver el mundo.


Él sabe que no hay una receta exacta para el éxito, ya que lo que le funciona a una persona, no necesariamente le debe funcionar a otra, al contrario, sabe que el éxito se alcanza cuando pasamos del conocimiento a la práctica y encontramos en base a nuestros resultados nuestra propia verdad, la que a nosotros nos funciona mejor, ya que lo que realmente importa es saber qué verdaderamente queremos ser, hacer y tener en nuestras vidas siendo fieles a nosotros mismos.


Un verdadero líder nunca te va a decir qué hacer en base a “debes de” o “tienes que” ya que sabe que toda circunstancia que se nos presenta tiene una enseñanza y un aprendizaje, es decir un “¿para qué? el cual nosotros mismos debemos descifrarlo. Cuando acuden a él para pedirle ayuda, sabe darles las herramientas y estimularlos adecuadamente para que busquen en ellos mismos las respuestas que están buscando, potenciando sus recursos internos para que ellos mismos generen un cambio positivo en sus vidas en base al conocimiento, entendimiento y amor.


Un verdadero líder nunca es egoísta con el conocimiento ya que sabe que así como llegó a él su deber es compartirlo, ya que la real abundancia parte de uno mismo siendo fuente de aquello que deseo atraer en la vida.


Él sabe que el real trabajo en equipo se fundamenta en la colaboración y no en la competencia, considerando y respetando los criterios de todos y cada uno de los miembros del equipo, porque sabe que cuando todos nos enfocamos en un objetivo común y colaboramos sumando las habilidades y experiencias de cada uno, llegamos a los objetivos trazados generando bienestar para todos en base a la filosofía ganar-ganar.


En conclusión un verdadero líder sabe que la mejor manera de cambiar al mundo es empezando por el suyo propio y de esta manera regalar lo más valioso que se le puede dar a un ser humano que es la inspiración para hacerlo también.

Posts Destacados
Posts Recientes
Búsqueda por Etiquetas
No hay tags aún.
Síguenos
  • LinkedIn Social Icon
  • Facebook Social Icon
  • Twitter Social Icon
bottom of page